Advierten mortandad de lechuzas por el envenenamiento de roedores

La vecina Ruth Bargas de Villa Correntoso grabó un video con una lechuza muerta encontrada en la puerta de su casa. Porqué se mueren envenenadas.
Advierten mortandad de lechuzas por el envenenamiento de roedores
20/01/2020
C

on el incremento de alimento por la floración de la caña colihue, aumentó la población de roedores de distintas especies, pero también la población de aves, entre las cuales se encuentra la lechuza del Campanario, el predador natural de los colilargos.

En algunas zonas, como Villa Correntoso y Rincón, se observa una importante población de lechuzas. No obstante, muchos vecinos para combatir los roedores optan por utilizar cebo con veneno, una estrategia que puede terminar produciendo la mortandad de los predadores, como puede ser la lechuza o los chimangos.

Ruth Bargas, vecina de Villa Correntoso, contó en un video que apareció una lechuza muerta en la puerta de su casa, "como pidiendo ayuda", sostuvo la mujer.  Se comunicó con Parques y realizarán un estudio para verificar qué tipo de veneno la mató. 

Meses atrás el COA Tintica también denunció la situación y recordó a los vecinos la necesidad de utilizar otras estrategias, incluso que pueden ser más efectivas, como la captura con trampas. 

Por otro lado, Bargas indicó que también advirtieron varias aves electrocutadas en las inmediaciones de un poste de luz del barrio.

Lechuzas envenenadas

El veterinario Pablo Plaza, explicó a los vecinos del barrio el proceso de envenenamiento: "Los roedores ingieren el veneno y empiezan a tener problemas de coagulación, no mueren inmediatamente sino que tardan, se ponen más debiles y están propensos a ser cazados por las lechuzas, una vez que las lechuzas ingieren el roedor contaminado le pasa lo mismo a ellas, se empiezan a sentir más debiles, no pueden cazar y se chocan con estructuras, a veces las casas, postes, que la llevan a la muerte".

Recordó que "la lehuza son el control natural de los roedores, las lechuzas han crecido su poblacion y están controlando la población de colilargos de manera muy eficaz. Si seguimos con la estrategia de envenenar vamos matar muchas lechuzas y vamos a perder una de las principales defensas contra la los roedores. No compren cebos con raticidas anticoagulantes, hay estrategias más amigables con el ambiente y no sufren otros animales que no son el objetivo". 

Se estima que cada lechuza campanario puede cazar hasta cinco colilargos por noche. Un nido de lechuzas puede consumir al año unos 5000 colilargos.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter