La incansable lucha del MPN  y del PRO local por la "autonomía municipal" de la ley de Bosques

Un recuento de los hechos y las posturas de Cacault, Bertoya, Lopez Raggi, Caruso, Zwanck y Martinez. Porqué no puede un municipio pasar por  encima de una Ley provincial y /o nacional.
La incansable lucha del MPN  y del PRO local por la
05/12/2019
N

o es nuevo lo que intenta hacer el PRO al tratar de que la modificiacón de los mapas  y sobretodo la aprobación de proyectos urbanísticos que colisionan contra la Ley de Bosques, quede en manos de los funcionarios locales.

El primero en plantearlo abiertamente fue el por entonces titular del Concejo Consultivo, Fabián Mirabete, quien en una entrevista realizada en FM Andina en el 2012 dijo: "La Ley de Bosques colisiona contra el desarrollo de la localidad".

En Mayo del 2014 el por entonces intendente Roberto Cacaut dijo :"Siempre en el marco de la búsqueda de la autonomía municipal, en lo personal siempre sostuve  y sostengo en que quede todo blanco dentro del ejido".

Días después en medio de la polémica, el ex intendente Roberto Cacault aseguró que reclamaría al Ejecutivo Provincial la autonomía municipal en cuanto a la aplicación de la ley y si no es posible, directamente pretendía cambiar el mapa de ordenamiento territorial de bosques  para La Angostura aprobado por unanimidad en noviembre del 2012 por la Legislatura Neuquina.

En julio de ese año fue el bloque del PRO ( Gustavo Swanck concejal  y Leandro Martínez Secretario de Bloque) quienes advirtieron “una flagrante violación a los derechos y competencias consagrados por nuestra Carta Orgánica Municipal, vulnerando sistemáticamente la potestad y autonomía municipal que le compete al Municipio de Villa La Angostura”.

Fue entonces que sentaron las bases para el proyecto que hoy impulsa Martinez. “El PRO hace saber que procederá a realizar todas y cada una de las acciones políticas, administrativas y legales tendientes a lograr la plena vigencia de la autonomía municipal que le compete a vuestro municipio en relación a dicha ley”.

En julio de 2015, el ex ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, aprobó una controversial resolución que favoreció directamente a un grupo empresario para avanzar en un sector de la montaña donde la ley de bosques impide urbanizar por encontrarse en categoría roja (máximo nivel de conservación de bosque nativo). Puntualmente, la norma firmada por Bertoya autoriza a que “en lotes por sobre la cota 900 y por debajo de la cota 1.000 y superficies menores a 2,5 hectáreas se regirán por la Carta Orgánica, decretos, ordenanzas y normas complementarias municipales, al igual que los situados entre la cota 1.000 y 1100 menores de 2has”.

El  año pasado fue el propio ministro de Producción, Facundo López Raggi, quién en una entrevista con radio nacional aseguró que su cartera realizaría cambios de uso de las categorías protección de bosque nativo a solicitud de particulares. Esa acción está expresamente prohibida por la Ley (art. 37).

El mes pasado el propio López Raggi, ingresó un proyecto de ley para la actualización de la ley provincial de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos N°2780. El oficialismo buscaba aprobarlo "sobre tablas", pero el proyecto no consiguió dictamen favorable de Comisión y fue postergado.

 El mes pasado fue Guillermo Caruso quien volvió a manifestarla incomodidad quele re´presenta al MPN; “Nunca estuve de acuerdo con el formato de la Ley de Bosques. No es nueva mi postura, lo he expresado desde hace ocho años. Siempre consideré que debería estar en manos de las áreas de Planeamiento de los municipios la resolución de estas cosas"

La mentira de la "autonomía"

El axioma  que busca aplicar el actual Concejo Deliberante días antes de irse y que se  basa casi exclusivamente en pretender que “Tenemos  autonomía municipal para determinar el desarrollo del pueblo”, ya fue utilizado en anterires ocasiones y pese a que hoy se insiste con la misma líena, había quedado en claro que los Municipios pueden tener un código de planeamiento y definir la manera en que se desarrollará. Pero siempre y cuando ese desarrollo no vaya en contra de leyes provinciales y nacionales, como la ley de Bosques.

Esto se debe a que “el Bosque nativo” es un recurso natural que pertenece al estado provincial, por lo tanto el Municipio no puede determinar qué hacer con él. Siempre fue así y por eso cada vez que alguien quiere voltear un árbol en el patio de su casa debe pedir permiso al Alpa.

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter