HUMOR POLÍTICO

"Radio Pasillo" en campaña: la historia del Principito, la reconquista y las redes

Era imperativo que volviera la radio del pueblo, esa que cuenta todo lo que nadie se anima a contar.
25/09/2019

Alegoría... de las cavernas

(Nota del Editor: La siguiente escena podría coincidir con hechos reales porque el destino quiso que así sea)

Es una mañana bien angosturense: el gris inagotable del cielo, el frío a prueba de plumas y la soledad de la calle "Sinturistas". El olor a café en la confitería de moda de la política vernácula invita a pasar. Adentro, la escena es propia de una tarde de TEG (sólo para entendidos).

"Esto es un acto de reivindicación, esta mesa a partir de ahora es nuestra", dice alguien que le escuchó decir a un referente de la mesa chica de una de las fracciones alineadas con el Frente de Todos. "A por ella", dijo otro envalentonado. Y en una estrategia pergeñada hacía tiempo, atacaron: primero por las puntas y luego ambos lados.

Nadie se dio cuenta de la hazaña, sólo ellos, y los otros...

Y así, una mañana de invierno, la fracción peronista se "apropió" de la mesa que habitualmente ocupaba en sus reuniones de café el PRO local. "No es cualquier mesa, es la más grande y la principal", confiesa a este diario un político que ha transitado por todos los cafés de la localidad, maestro en el arte de calentar la silla, y afilarse los dientes. 
En una mesa más chiquita, de costado y cerca de la puerta, algunos referentes del PRO improvisan una charla casual. La mirada de reojo, incrédula, completa la escena. No quieren mirar, pero miran.  "Ya habrá revancha, estos se vuelven a Nativa", dijo uno por lo bajo. 

Esta historia continuará...

El Principito

Dicen que el Principito está triste. Aquellos que le decían que vestía hermosos y finos trajes, finalmente le dijeron la verdad: que está desnudo. Por eso quizás al pobre Principito no lo invitaron a formar parte de la futura corte. Se quedó afuera,  a merced de las ratas con las que alguna vez compartió una gran amistad y las migajas de sus faenas.

-"Pero Principito, ¿no te has dado cuenta que lo esencial es invisible a los ojos? Ánimo, todo va a estar bien", le dijo uno que pasaba y que al verlo tan triste intentó consolarlo. El Principito no entendió qué quiso decirle aquel plebeyo-quizás lo entienda más adelante- y por las dudas lo mandó a la mierda.  

Pero el Principito acobija como un tesoro quizás su última esperanza: que su amigo el zorro pueda entrar a la corte y continúe con su legado.

Moraleja: Cambiar para que nada cambie.


Campaña 3.0

Buscaba información sobre "cómoirsealamierdadelpaís", ese lugar en el que todos los argentinos hemos estado alguna vez, y de pronto me asaltó la cara de Panessi sonriéndome. "Mierd..", pensé, "que de plata debe haber invertido este hombre en la campaña, hasta en diarios de Zimbawe pone propaganda".

Pero una amiga 3.0 que tengo me sopapeó on-line: "es la Big data, salame, saben que sos de Villa La Angostura o por donde estuviste navegando, y por eso en los avisos de google te muestran cosas afines". "Okkkkkk, jajajajaja", respondo en modo 3.0.

Al rato, mientras picoteaba en facebook algún juego mental para primer grado, un video de esos que emocionan, del tipo "despuésde20añosunleonserencontróconsudueñoynoselocomió"; me aparece una encuesta, "sondeo de opinión", sobre a quién pienso votar en las elecciones municipales. Es una encuesta "low cost", esas que por dos pesos se arma en una aplicación y se publica en face. Lo extraño es que dentro de las opciones a intendente, había uno que... no era candidato a intendente! Después apareció en una lista para concejal. Cosas de mandinga.

Corto con internet y las redes. Me hartaron. La BIG DATA no me muestra más lo que realmente quiero ver: avisos de viajes a playas exóticas, promociones "igual que en la costa pero en el Caribe" y cosas por el estilo.  

Estaba en eso, cuando me escribe una amiga por WP para salir a cenar al otro día. Le propongo lugar y horario aproximado, y me contesta:

 


Quedamos asi. Chau. Me voy a dormir.

 

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter