Por qué un perro se vuelve  agresivo con las personas

En esta entrega, la  Adiestradora Canina Adriana Martinelli explica algunos los motivos por los cuales tu mascota puede tener conductas violentas y lastimas a miembros de la familia o a desconocidos  
Por qué un perro se vuelve  agresivo con las personas
06/09/2019

Queridos lectores: hoy hice esta columna a pedido de varios de ustedes. Con un tema muy importante: mi perro y la agresión.

Este es un tema muy amplio y podríamos hablar mucho tiempo de los distintos tipo de agresión que pueden manifestar los perros. Con lo cual, voy a elegir hablar de los casos que más se ven en la vida cotidiana.

Lo más importante, es entender que muchas veces se dice: "mi perro es agresivo", y cuando voy a conocerlo, les doy la excelente noticia que su perro no es agresivo, solo estaba manifestando algunos reclamos. Pero para quien no sabe, es bueno llamar a tiempo y aún mejor, prevenir.

Hay perros muy agresivos con otros perros y otros muy agresivos con los humanos. Hoy nos vamos a enfocar en la agresión dirigida hacia las personas.

Como pudimos hablar en la entrevista radial en FM Andina el viernes pasado; la mayor cantidad de casos de agresión hacia los dueños, se da cuando este perrito ha sido educado con castigos físicos.

 Podemos ver como el perro es capaz de soportar una y otra vez los golpes, pero un día, sabiendo lo que le va a pasar, este perro decide que no soporta más este trato. ¿Y que hace?. Se defiende.

 No quiere que le peguen más. Y te puedo asegurar que este perro, ha intentando muchas veces decir que por favor no le pegues. Lo habrás visto encorvado, con la cola entre las patas, arrinconado y con las orejas bajas. Y así y todo, le pegaste. Un día, la situación cambia. Y él dice basta. ¿Quién es el agresivo en esta historia? Este perro posiblemente te obedezca mucho tiempo como pocos lo han hecho; pero te responderá por miedo, y no por convicción. Si podes educarlo sin agresión, tendrás un compañero perfecto, ese que te acompaña porque le gusta compartir tiempo con vos, y no porque solo te tiene miedo.

Y créanme, cuando el perro es agresivo por miedo.... no es consciente de lo que hace. Es cuando más puede lastimar.

Otras veces el perro es agresivo por dolor. Lo estamos acariciando y nos gruñe o nos tira un pequeño tarascón. Este es el momento de revisarlo y de llevarlo al veterinario. Posiblemente, algo le duele.

En otras situaciones, nos muestran agresión por defender su comida, su juguete o incluso, nuestro sillón. Esto suele ser muy fácil de corregir. Lo ideal es que desde muy pequeño lo acostumbremos a tocar la comida, a compartir sus juguetes, y si decidimos compartir el sillón con nuestro peludo, es bueno que podamos desde cachorro bajarlo cuando lo deseemos. Si se nos pasó esta etapa y nos gruñe de manera que nos da miedo, no lo intenten sin mi ayuda o la de otro profesional en conducta.

 

En algunos momentos, los perros son agresivos para defender su territorio. Si el territorio está dentro de los límites de nuestra casa, y están bien delimitados, que no dejen entrar a nadie sin el consentimiento del dueño, eso está muy bien.

 El mayor problema se presenta cuando los límites de nuestro terreno no están marcados, y el perro asume que ese pedacito de calle y vereda, también les pertenece. En este caso, podemos pasar caminando y alguno de estos perros sentirá que estamos invadiendo el espacio que debe proteger. Este es un problema que causó el dueño de este perro, ya que le dio vía libre para que elija cual es el espacio a cuidar.

 No es justo para quienes intentan caminan libremente por la calle , solos o con sus perros.

Tengo la suerte de ver que cada vez hay más casas cercadas con sus perros adentro, pero falta mucho aún. Confiemos que cada vez son más las personas que van a entender los beneficios de tener a sus perros dentro de su predio. Y el beneficio más grande, es que ese perro será un verdadero guardián si se encuentra dentro de la casa cuando deba cuidarnos de una mala situación.

Otra de las agresiones hacia los humanos o hacia otros perros, se da en determinados momentos donde el perro siente furia o estrés ante una situación, pero hay algo que le imposibilita ejecutar lo que tiene en mente, y lo que hace en cambio, es atacar lo que tiene al lado, humano o perro.

 Los casos más comunes son los perros que se ven enfurecidos ladrando a otro perro, y como no puede acceder, porque los separa un alambre o porque está sujeto a una correa, ataca lo que tiene más cerca, canalizando ahí su stress.

Como siempre digo, educar bien es más fácil que corregir malas mañas. Tener un cachorro y empezar a educar correctamente desde el primer día, nos dará la posibilidad de tener un perro adulto equilibrado. Pero si no pudimos a tiempo, corregir se puede. Espero que les haya servido esta breve descripción. ¡¡Hasta la próxima!!

 

 

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter