ESPECIAL PARA DIARIOANDINO

¿Los perros sufren el frío ?

La entrenadora canina Adriana Martinelli de Escuela Picassa, escribe sobre los mitos respecto de cómo sienten el frío los perros.
¿Los perros sufren el frío ?
02/08/2019
Q

ueridos lectores: hoy vamos a ver que tan bien se llevan los perros y el frío.
Es muy común escuchar que los perros no sienten frío, que tienen su cuerpo preparado para poder soportarlo.

Sin embargo, me animo a decir que el frío es uno de los peores enemigos del perro.

Es cierto que pueden sentir menos frío que nosotros, ya que tienen un cuero más grueso y pueden tener pelo largo, pero eso no hace que no sientan frío.

Los cachorros y los viejitos son los que pueden sufrirlo más, como así también los perros de tamaño pequeño y los de pelo corto.

En un lugar como este, podemos ver que nuestros perros disfrutan jugando en la nieve, pero si son observadores, verán que antes de la nevada, buscan refugio y si son suertudos los verán durmiendo al lado del calefactor y con pocas ganas de salir.

Pero cuando la nieve ya está en el piso, es una invitación a jugar. Los verán dando vueltas, atrapando copos y corriendo como locos. Pero ojo, un rato es suficiente. Mucho tiempo con la nieve en el cuerpo no es bueno y mucho menos dejar que duerman afuera con este clima. Los cachorros posiblemente no sobrevivan a una noche en la nieve, al igual que los más viejitos. Y tengamos en cuenta que cuanto más frío padezca mi perro, más dura y dolorosa será su vejez.

Si nuestro perro duerme adentro, buscará el lugar cerca de la estufa para recuperar calor. Si no es de esos suertudos, y duerme afuera, sería bueno que le puedan armar un lugar al reparo, cerca de una salida de estufa, lo más levantado del piso que se pueda y acondicionar su cucha, aislando paredes, techo y poniendo algo en la puerta que ataje el frío.

Hay opciones para todos los bolsillos, he visto cuchas con placas eléctricas y con colchones térmicos para perros.

Estos perros dormirán muy bien. Pero si no tenes la posibilidad de hacer eso, podes poner dentro de la cucha un colchón lo más separado del piso, mantas abrigadas y cubrir paredes y techos con telgopor y cartón. A la puerta de la cucha podes poner tiras de plásticos, como si fuera la cortina de una cámara frigorífica.

Es importante que le cambies el agua todos los días, así toma agua templada y no tan congelada.

Si tu perro es de interior, vas a notar que hace menos actividad física, con lo cual debes dosificar la ración de comida diaria. Pero si tu perro vive en el exterior, deberás aumentar la cantidad de comida, ya que necesitará más calorías para compensar el frío.

Hay perros que estarán muy agradecidos si les compras una ropita abrigada. Esto no es para todo tipo de perro, pero los de tamaño pequeños o los de pelo muy corto suelen sufrir mucho el frío. Entre los de razas grandes, los boxer son muy friolentos.

Algo importante a tener en cuenta son los cambios abruptos de temperatura. No es bueno que el perro esté sobre la estufa y salga de golpe al patio.

En esta época y a medida que pasan los años, nuestro perro sentirá mayores dolores. A algunos les cuesta mucho estirar sus patitas a la mañana. Para esto es bueno que pongamos un colchón para nuestro amigo, que mantengamos un ritmo de caminatas y que no lo expongamos mucho tiempo al frío. También vienen algunas pastillas que son muy buenas para las articulaciones y que tu veterinario podrá recomendar que le des durante los meses de invierno.

Si pudiese convencer a todos de qué hacer con su perro en invierno, les diría que deben dormir adentro. Los que ya tienen entre 6 y 8 años, les diría que le den pastillas para las articulaciones en invierno. Los viejitos que tengan un colchón mullido y si ya son muy pero muy viejitos, si el colchón esta sobre un pallet, su perro se lo agradecerá a la mañana cuando deba ponerse de pie. Pero eso es lo que me gustaría decir.

Y no todos van a tomar esto como algo correcto. Para todos los que tienen sus perros afuera, les pediría que protejan sus cuchas, sus perros sienten el frío. Todo se puede adaptar con poco. Pero algo que repudio y con lo jamás podré estar de acuerdo, es con la gente que tiene a su perro durmiendo afuera y atado, ya que este perro no puede moverse y generar calor en su cuerpo.

Todos podemos hacer que nuestros perros tengan una muy buena vida. Ojalá después de leer esta columna muchos salgan a buscar un poquito más de confort mascotero contra el frío.
¡Hasta la próxima!

*Adriana Martinelli, Entrenadora Canina, Escuela Picassa

Av. Siete Lagos y Lengas

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesa
    39%
    9 votos
  • Me gusta
    61%
    14 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
  • Me enoja
    0%
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter