Recomendaciones para una lactancia exitosa

La bioquímica Milagros Boglich detalla las ventajas de darle el pecho al bebe y puntualiza algunos problemas que suelen presentarse y cómo solucionarlos. Escuchá su columna hoy a partir de las 12:00 pro  Fm Andina.
Recomendaciones para una lactancia exitosa
18/07/2019
S

i la madre y la criatura se encuentran en buen estado, es recomendable iniciar la lactancia lo más pronto posible.

 Desde el nacimiento, se coloca sobre el pecho de la madre favoreciendo el contacto piel con piel en un ambiente íntimo y tranquilo. De esta manera, además de facilitar las contracciones del útero para disminuir la intensidad del sangrado, se establece un buen reflejo de succión, el pezón se estimula y se activan las hormonas necesarias para producir leche.

 Cuanto más se ponga al bebé en el pecho más leche se producirá.

Después del nacimiento, el bebe se encuentra en un estado reactivo y posteriormente, pasadas las primeras horas, entrará en una fase de somnolencia que suele durar 24 horas tras el parto. De ahí la importancia de aprovechar ese periodo vital de reactividad para favorecer un inicio ex-toso de la lactancia.

 En caso de no haber empezado la lactancia en su primera hora de vida, se iniciará lo antes posible.

Hasta un establecimiento correcto de la lactancia y una adecuada evolución del peso, que se produce en las tres primeras semanas de vida, el bebé tiene que realizar tomas muy frecuentes (8-10 tomas diarias), y no darle objetos que le puedan confundir en el aprendizaje de la succión (chupetes, tetinas, etc)

La succión del pezón es a modo de “ventosa” y la de la tetina “como si se chupase el dedo” por tanto, el ofrecer los dos métodos complica el aprendizaje y favorece la elección del que requiere menos esfuerzo

 

Establecimiento de la lactancia: lactancia materna a demanda

A demanda significa que hay que ofrecer el pecho al bebé cuando este lo pida y durante el tiempo que quiera, hasta que lo suelte espontáneamente y que lo haga de uno o de los dos pechos, como prefiera.

 De este modo se regula la producción de leche según las necesidades del bebé, se asegura la ingesta de leche de inicio y del final de la toma y se logra un buen vaciado del pecho, evitando un excesivo acúmulo de leche que puede ocasionar ingurgitación y mastitis. Además de alimento, muchos bebés buscan consuelo en el pecho de su madre.

 

TÉCNICA DE LA LACTANCIA ¿Cómo?

Es  buena idea tener preparado un lugar cómodo para amamantar, ya que las tomas de las primeras semanas suelen ser prolongadas, antes de empezar conviene lavarse las manos, probar con la postura que resulte más cómoda

La postura es la forma que se coloca la madre para amamantar: sentada, tumbada de lado, semiacostada, etc. Todas sirven y la elección de una u otra dependerá del lugar, las circunstancias o las preferencias de cada madre

La posición es la forma en que es colocado el bebé para que mame. En cualquier posición que le pongamos el agarre debe ser correcto y no tiene que doler.

La cara del bebé NO debe estar “mirando al techo”, sino dirigida hacia el pecho materno, siempre debe poder ver la cara de su madre. El bebe se debe acercar al pecho y no el pecho al bebe.

La correcta colocación del bebé y su buen agarre al pecho, son fundamentales para conseguir un adecuado estímulo para la producción láctea, vaciado del pecho y a su vez, para prevenir grietas por mal agarre, retenciones de leche, etc.

 

DURACIÓN DE LA TOMA

Ya hemos comentado  en parte I que la leche varía a lo largo de la misma toma. Al principio es más “aguada” para calmar la sed del bebé y preparar su estómago  y, a medida que va saliendo aumenta la cantidad de grasas, para que al final de la toma le proporcione mayor aporte de calorías y sensación de saciedad

Por tanto, debemos permitir que el bebé mame hasta que quede satisfecho, y no retirarle del pecho aunque lleve tiempo en el mismo.

Es importante en esta época de lactancia olvidarse del reloj y amamantar al bebé cada vez que lo pida. Sobre todo al principio, hay bebés que necesitan mamar muy a menudo. Si se le ofrece el pecho y lo acepta es porque lo necesita, no es cierto que se malacostumbren y que deban esperar 3 horas entre toma y toma.

Hay bebés que se agotan y necesitan pausas para descansar. Cada bebé tiene su propio ritmo de alimentación, como cada madre tiene su propio ritmo de salida de leche, se regulan entre sí.

POR LA NOCHE:

No hay ninguna razón para suprimir las  tomas de la noche. Son importantes durante los primeros días y semanas para el establecimiento de una adecuada lactancia y tienen, además, otras ventajas::

 Previenen problemas como la mastitis, al no pasar tantas horas sin vaciar el pecho

.• Producen picos más elevados de las hormonas que producen la leche

  • Hacen posible una relación afectiva madre-bebé en condiciones que a menudo no se tienen durante el día.

 

ALGUNOS PROBLEMAS QUE SE PUEDEN PRESENTAR... Y SOLUCIONAR !

  1. Grietas en el pezón

Cambiar los discos absorbeleches a menudo y que sean transpirables para que la piel permanezca seca

.• Evitar pomadas, salvo las prescritas por profesionales de la salud.

  • La mejor prevención es que la postura de la madre y del bebé sea correcta y, sobre todo, que su boca abarque la mayor parte de la areola

Si a pesar de todo salen grietas, es importante que los pezones estén secos, no hay que lavarse tras la toma, sí extraer un poco de leche y extenderla sobre los pezones dejándolos secar al aire libre, o incluso con aire del secador durante unos segundos.

 Si persisten o se observa empeoramiento, acudir a un medico para hacer una valoración y tratamiento.

2 Pechos hinchados y dolorosos (ingurgitación mamaria)

En el pecho hinchado aplicar antes de las tomas calor local mediante una ducha, paño o bolsa de agua caliente, facilita la salida de la leche y reblandece la areola. Incluso antes de la toma puede ser útil vaciarlo un poco manualmente.

 Después de la toma aplicar frío local durante unos minutos.

 Dar de mamar con más frecuencia y asegurar el buen agarre del bebé al pecho.

Si el pecho está brillante, con zonas enrojecidas, el pezón tan estirado que el bebé puede tener problemas para agarrarse, la leche no fluye fácilmente, incluso la madre puede tener unas décimas de fiebre,...entonces estamos ante un pecho ingurgitado.

Para evitar que el pecho no quede congestionado, conviene dejar al bebé el tiempo que necesite y, si a pesar de ello se sigue teniendo leche, extraerla de forma manual o incluso con un sacaleches.

 

3 Mastitis

Es una infección en una zona de la mama que la mayoría de las veces ocurre por sobreinfección de leche retenida y que se manifiesta con dolor, calor y enrojecimiento de la zona.

 Es muy importante vaciar totalmente el pecho después de la toma, orientando la cabecita del bebé hacia la zona inflamada, de forma que la mandíbula del bebé quede sobre la zona a vaciar y cambiar las posturas a lo largo de las diversas tomas del día.

 No es aconsejable interrumpir la lactancia.

Ante la sospecha acudir siempre al médico o médica de familia

 

Milagros Boglich

Bioquímica,

Directora de Bioanalizar

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me interesa
    %
    0 votos
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
  • Me enoja
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter