SALUD PÚBLICA

Diez datos que quizás desconocés sobre la floración de la caña y el hantavirus

La información es necesaria para la prevención. Mirá la lista.
Diez datos que quizás desconocés sobre la floración de la caña y el hantavirus
06/02/2019

1-La lavandina es efectivamente desinfectante si se diluye en agua en la proporción correcta (al 10%; 1 litro de lavandina en 9 de agua) y si la lavandina tiene la concentración necesaria (60grs por litro). Hay que verificar que la lavandina que compramos tenga ese nivel de concentración. El poder de desinfección de la  lavandina diluida sólo dura un día, por lo tanto, si dejamos la solución para el otro día no tendrá el mismo efecto. 

2-La floración masiva de la caña colihue en la zona Norte del Parque Nacional Nahuel Huapi abarca unas 90 mil hectáreas. Se prevé que por las semillas y el aumento del alimento, crezca la población de roedores. Aunque no hay certeza de cuanto será el crecimiento y si los roedores se mantendrán en la montaña o habrá desplazamiento. Todavía es una incógnita el comportamiento.Por la abundancia de alimento un escenario posible, como hipótesis de máxima, es que si en estado normal hay de 10 a 100 roedores por hectárea, la población se multiplique 10 veces.

3-Se estima que sólo el 5% de las distintas especies de roedores son portadoras del virus hanta. Del total de especies de roedores, el 3% es "colilargo", es decir, el tipo de roedor que puede portar el virus.  Pero como no es tan fácil identificar el tipo de roedor, se recomienda tratar a todos como potenciales transmisores. Es que al margen del hanta, pueden transmitir otras enfermedades. 

4-El virus hanta es endémico en la zona y en el país. Todos los años se registran casos en distinos puntos de la Argentina. Se denomina el virus hanta "andes sur" al que se da en la patagonia, el único que ahora con el brote de Epuyén se comprobó la capacidad del contagio persona a persona. Pero el contagio del primer infectado es por el contacto con heces, orin o saliva de un roedor infectado. Por eso recomienda mantener siempre las medidas preventivas, al margen del fenómeno puntual de la floración de la caña y el brote de Epuyén. 

5-La floración de la caña no es pareja. En algunos sectores ya se advierte la semilla madura, en otros recién está en proceso. Entre febrero y marzo estaría cayendo. Tras la caída de la semilla, la planta madre se seca y se muere. La caña "nueva" que germinará tardará al menos 8 años para alcanzar el metro, por lo cual, adentro del bosque habrá más luz y permitirá  a las plantas nativas y renovales desarrollarse más. Por otro lado, esa caña seca aumentará el riesgo de incendio forestal, por lo cual habrá que extremar los cuidados en el bosque. 

6-No se recomienda colocar veneno, porque el roedor que come el cebo con veneno muere en otro lado y los depredadores naturales luego pueden comerlo y morir. Recomiendan colocar trampas y sellar todos los orificios por los cuales podrían ingresar roedores. Es preciso recordar que el colilargo puede entrar por un orificio del tamaño de una moneda de 10 centavos. Para sellar los agujeros posibles usar viruta de metal, no poliuretano expandido u otras variantes que el animal puede corroer.

7-Utilizar siempre protección ocular, guantes y barbijos (no cualquiera, deben ser N95, N98, N100) cuando se limpia galpones cerrados, pero también en lugares abiertos con maleza, leña u otro tipo de residuos que podrían haber servido de nido.

8-Si se encuentra un roedor muerto, no hay que incinerarlo o enterrarlo directamente. Con toda la protección mencionada en el punto anterior, hay que rociar el ejemplar con lavandina diluida al 10%, embolsarloy enterrarlo a 40/50 cm en la tierra.

9-Las leñeras y composteras tienen que estar a más de 30 metros de las viviendas. La leña debe estar levantada a unos 30 a 50 cm de la tierra. Los tachos de basura de madera, con chapa alrededor y el techo, para evitar que el roedor pueda entrar. 

10-El virus hanta es muy lábil, y la luz lo mata, así como la lavandina diluida en agua.  El contagio es por las pequeñas particulas de heces u orina de roedor infectado que pueda "volar" en el aire y que ingresa a nuestro organismo por el contacto o vía respiratoria. Por esa razón, nunca se debe barrer en seco o sacudir cosas en lugares cerrados donde podría haber estado un roedor, siempre hay que mojar o rociar la superficie con lavandina diluida al 10% y arrastrar.  

* Información difundida por la Mesa Interinstitucional en la charla realizada el pasado martes por la mañana con medios locales, reunión a la que asistió DiarioAndino

Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter